lunes, enero 08, 2007

La pastilla roja by Fangoria

Amigo: Azu, Masmi
País: Singapur
Canción: La pastilla roja

Paseaba por un remoto y activo lugar de Asia. Había acabado las reuniones de ese día. Me quedaban varias horas para coger el avión de vuelta.

Así que paseaba. Sin rumbo ni objetivo. Mi mente, abierta.

Me encontré un templo chino. No se de que religión. No conozco las religiones chinas. Me da igual.

Empezó a llover. Era la época de monzones. Mi cuerpo fue empujado al interior en una mezcla por protegerme de la lluvia y por la curiosidad.

El templo estaba cuidadosamente restaurado. El recinto estaba cercado por un muro exterior, culminado por un pequeño tejado de piezas cerámicas brillantes. Creo que verdes.

En el interior había un edificio principal que albergaba la zona más sagrada. Para acceder a esta zona crucé unas puertas lacadas en negro con dibujos exquisitos. Representaban unas personas. Imagino que serían dioses o monjes o quizás filósofos. Gente venerable.




En el centro del edificio principal había un patio y en su centro geométrico un pequeño altar con arena donde todavía humeaban, clavados, los bastones de incienso que la lluvia no había conseguido apagar.

En la zona cubierta, dando al patio interior, había un altar con imágenes, dos tambores gigantes colgando del techo y sedas pintadas con kanjis (la escritura tradicional china).

Detrás del altar, se adivinaba otras habitaciones a las que no se podía acceder.

Me gustan los edificios construidos a modo de muñeca rusa: Edificios que contienen a otros y estos a su vez a otros.



La lluvia resbalaba por el tejado tiñendo el templo de una solemnidad increíble. Estaba entrando en un trance cuasi-místico. La belleza, el silencio, el olor de la lluvia….

La magia se rompió de golpe, cuando advertí una maquina expendedora de coca cola en la esquina del patio interior.

Que asco de globalización!

16 comentarios:

MM dijo...

Ke gran verdad! La globalización
está haciendo ke los viajes sean menos viajes, y eso jode un güevo.

Fanmakimaki dijo...

Y siempre son los mismos. Los USA.

Masmi dijo...

Ademas que si, vayas donde vayas siempre te encuentras la Coca-Cola o los McDonalds.
Bueno, y ahora nosotros tambien estamos poniendo nuestro granito. Da igual donde vayas, que en la calle donde estan las tiendas veras un Zara.

Fanmakimaki dijo...

No me compares a Zara con Cocacola. No creo que Inditex habra una boutique en un templo. ;)

Anónimo dijo...

y tenia diet coke?????

ellos, tambien tiene que hacer su negocito!!!! jajajajajaj

BESOS

Anónimo dijo...

jajajaja, Que bueno!!!! Ya te veia levitando en trance. Estos americanos son tremendos. Saludos

Anónimo dijo...

globalización también es el hecho de que tú estuvieras allí por cuestiones de trabajo, así que no te quejes ;)

todas las religiones son interesantes vistas desde fuera. es ese elemento místico y misterioso (acaso no son sinónimos?) lo que las hace tan atrayentes.

Anónimo dijo...

No era una máquina expendedora.
Era un templito de cocacolas.

raul portero dijo...

ui, pues del starbucks en medio de los templos de la ciudad prohibida ni te cuento... y la plaga de starbucks en shanghai es pa'flipar -pero qué decir tiene que me salvaron la vida con su tarta de queso

Always Candy dijo...

Y de qué te sorprendes? Gracias a lo mejor a esa inversión "globalista" esos países te pueden ofrecer más comodidades además de que puedas llegar hasta ellos y ser un turista,... uno mismo viajando allí, también aporta su granito de arena a esa "globalización".

No se,.... es mi modo de pensar,.... o acaso viajas en una balsita hecha por ti mismo??

-marsonico- dijo...

Jajajaja, qué horror, de verdad, qué corte de rollo más auténtico. El patio interior es una preciosidad y el efecto muñeca rusa a mí también me encanta (de hecho ando detrás de una de estas muñecas). Me encanta salir a pasear y recorrer sitios nuevos a solas. Es una sensación increíble.

Mara Jade dijo...

Joder!!! Mira que me gusta la Coca-Cola Fanma, pero eso me parece LO PEOR!! Cómo se atreven!!

Es como si pusiéramos una máquina expendedora de condones en la Basílica de San Pedro.

Vaya maner de romper la magia.

Celestina dijo...

ADEMAS, LA COCACOLA ES MALISIMA... TODO CON GAS ES MALISIMO PARA LA PIEL :p
BSS

Fanmakimaki dijo...

Miss neumann: Si no digo que no. Pero, alguien se imagina una expendedora de cocacola dentro de una catedral?

La de marbella: Me vine abajo en cuestión de segundos.

Gatchan: es cierto. soy y fomento la globalización con mi curro. Yo me referia más al aspecto estético, pero es verdad que las religiones, los ritos desde fuera son muy interesantes cuando son desconocidos. Exóticos!

Alter: A lo mejor. No me fije si habían puesto barritas de incienso delante ;)

Raul: Pues me parece lo peor. También alguien me ha contado que en Petra hay un mac donalds a la entrada. Puaj!!

Alwyas: Te digo lo mismo que a Gatchan. SOy un factor contaminante y fomento la globalización conmi trabajo. Pero una cosa es eso y otra poner esa maquina ne un templo. A que no te parece bien esa maquina en una catedral?

Marsónico: Las muñecas rusas se llaman matroskas. No se como se escribe. Yo tengo una que compré en Chequia. Me gustan.

Mara: Tu ejemplo es perfecto. Serái inaceptable.

Celes: Ja ja ja ja! que me parto!!

Adhará dijo...

Jajajajajajajaja, yo ya estaba viajando contigo por el interior de tan fantástico lugar y ha sido como despertarse de una pesadilla el leer lo de la coca-cola!!

Fanmakimaki dijo...

Pues asi me sentí. ;)