lunes, octubre 21, 2013

La Casa del centro de Portugal




Amigo: Demetrios
País: Portugal
Canción: Hotel Flamingo

La casa del centro de Portugal está en un pueblo pequeño en medio de una sierra salvaje.

Llegamos por la tarde. Casi al atardecer.

Nos recibe el dueño, un amable portugués orgulloso de su tierra.

La casa está amueblada con objetos antiguos y modernos.

Hay un jardín con un pequeño estanque con peces. Hay una barbacoa con un horno adosado.

Vemos un pabellón anexo que fue una prensa de vino y ahora contiene un billar y un equipo de música donde pinchamos fados a la hora de cenar.

El portugués orgulloso nos trae una botella de vino tinto. Su madre me pide que le riegue las plantas.

Vamos al bar del pueblo. Brindamos con cerveza por esta nueva etapa. Le caemos bien al camarero que nos respondes en español y nos mimará durante la semana siguiente.

Descubriré más tarde la importancia de llevarse bien con el camarero, sobre todo si es el centro de información de una aldea que está en medio de una sierra salvaje.













Hotel Flamingo de Fitness Forever

lunes, octubre 07, 2013

Oporto

Amigo: Demetrios
País: Portugal
Canción: La casa rural by Zipper

Ya estuve en Oporto por trabajo y en aquel momento me quedé con ganas de más.

Hoy es el momento de calmar esa sed del final del Duero.

En Oporto se nos une Demetrios. Que mejor que un enamorado de Noruega para visitar esta ciudad.




Oporto tiene esa decadencia tan bella e inexplicable.

Hacemos una parada en la Librería de la escalera roja en la que ya os hablé aquí. Compro un libro en portugués editado en el año 1897 para mi colección de libros que no podré leer nunca pero que son tan bonitos exteriormente que los atesoro con cierto grado Diógenes.

Comemos pescado cocinado de otro modo. En el restaurante los portugueses hablan silenciosos. Solo dos parejas de españoles dan la nota, hablando a grito pelado. Cuanto tenemos que aprender de nuestros vecinos.

Saludamos al puente de hierro desde abajo. Hola puente hermoso. Luego desde arriba. Hola río hermoso.


Las vistas son maravillosas…..ains, qué bonico es Oporto. Me quedaría allí toda la vida, o al menos un par de horas contemplando los tejados.

Nos tomamos una cerveza. Visitamos un par de iglesias, una de ellas nos emborracha de dorados. Dios mío, que mareo.

Nos recogemos pronto porque mañana nos trasladamos de casa rural y eso señores, nos produce ese sano estrés de los que están de vacaciones.


miércoles, septiembre 25, 2013

La Costa del norte de Portugal




Amigo: Demetrios
País: Portugal
Canción: Franny y tu

Exploramos la costa del norte de Portugal.

Vamos a Viana Do Castello. Tengo clientes en esta ciudad e intento abstraerme de este hecho. Fuera fuera. Fus!

Están en fiestas. Paseamos por el centro. Azulejos y azulejos. Clic. Clic.

En un muelle cercano, simulo que me caigo al mar para asustar a Minimaki. Lo logro.

Vemos a un matao que mete la cabeza en una fuente de la plaza central. Parece un anti-anuncio de una colonia masculina.

Comemos dorada. Tardan mucho, porque en este país la comida es casera de verdad.

Vamos a la playa cercana. El agua está congelada y el aire que viene del atlántico es frío. Se me erizan los pelos del brazo. Solo de uno.

Visualizo unas vacaciones en el mar sin bañarme nunca. Más adelante descubriré mi error.

Para contrarrestar esta terrible visión saludo a los mejillones. Algunos babean tierra y agua salada.

Miro la playa. Arena y un bosque frondoso detrás. Así era la costa antes de que el humanoide la destrozase a golpe de bungalow.

Franny y tú de Band À Part

jueves, septiembre 12, 2013

Braga



Amigo: Demetrios

País: Portugal

Canción: Do you love me



En Braga por lo visto tengo ancestros. Es por ello que dos de mis apellidos de hace 4 generaciones son modificaciones sonoras de palabras muy portuguesas.



Exploro con mucho amor esta ciudad de nombre afortunado.



Durante este viaje descubriré la tendencia lusitana a colocar una iglesia en lo alto de una montaña y después construir una escalera que conduzca a ella.

 
Se les da muy bien. El efecto es sorprendente.



Si además colocas un vía crucis muy currado en el camino de subida, pues tienes la mortificación perfecta.



Uno de estos ejemplos es “Bom Jesus do Monte”.



Hay un funicular que funciona con un mecanismo muy sencillo y cuyo combustible es el agua que va de arriba abajo. Simple física.



Para celebrar mis apellidos lusos, nos metemos en un bar de lusos. Menú de 4€ que incluye plato principal, vino, café y postre. Si le añadimos una sopa de “pino” sube a 5€. Decidimos tirar la casa por la ventana y pedimos el menú luxury.



No podemos terminarlo y la señora que nos atiende nos regaña.



El centro de Braga nos mola, así de sencillo.



De camino a casa compramos pescado. No me atrevo con este tan negro. 


Hacemos barbacoa de frutos marinos y escribo esto en el cuaderno de viajes:



“Escribo desde el jardín posterior de la casa, que hemos conquistado con la mesa y las sillas del jardín. Da a la zona más interesante del lago-presa. Se escuchan ladridos de perro a mi derecha y un coche que cruza la presa a mi izquierda. Encima de mí suena un moscardón y Minimaki acaba de gritar dentro de la casa para llamar mi atención. Tengo un murete cubierto de líquenes a mis pies y las hojas de una joven higuera se asoma por encima.”



Do you love me de 2NE1